Warning: A non-numeric value encountered in /usr/home/25talentos.com/web/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5837

En el año 2016 en España hubo alrededor de 1.000.000 de despidos (colectivos más individuales) según datos del INE. Ante este panorama es bueno estar preparado emocionalmente, saber a qué nos enfrentamos y actuar en consecuencia.

 

Hay sentimientos que resultan normales en esta situación: enfado, cabreo, ira, desconcierto, enojo, que si estábamos quemados en el antiguo trabajo se mezclarán con alivio, ilusión, satisfacción. Te presento un “Plan de acción” por si se produce esta situación, o como lo llamarían en las películas americanas, nuestro “control de daños”:

 

10.- Desahógate

Habla de tus sentimientos con alguien de confianza (familiar o amigo), con quien te sientas a gusto, relajado.

 

9.- Acepta la realidad

No te mortifiques, puede que haya sido injusto, o necesario por la situación económica de la empresa, pero da igual, ya está hecho. No hay vuelta atrás, llorar por las esquinas, indignarte por lo sucedido, pensar que hay inútiles que continúan en la organización y tú estás fuera no ayuda.

 

8.- Lucha

Está bien darse unos días de descanso, desconectar, disfrutar de tus aficiones, familia y amigos, pero rápidamente pon manos a la obra y diseña tu nuevo futuro laboral. ¿No ves ningún camino?. Créalo, puede ser por cuenta ajena o propia.

 

7. Positiviza

Piensa en positivo, probablemente salga algo bueno de esta situación. Escribe 3 aspectos positivos de lo que te ha pasado, te vas a esforzar, centrar y saldrás reforzado de esta nueva situación, tomando las decisiones correctas. Empezar a aplicar los consejos de esta lista es una buena muestra de ello.

 

6.- Errores. Aprende de ellos

Vale el despido fue justo, la decisión acertada, te equivocaste, a mi modo de ver caben dos situaciones: Mala. Si lo que hiciste va en contra de algún artículo del código penal (por ejemplo hurto), ha habido denuncia, estás imputado, tienes que sentarte en el banquillo como acusado y en el peor de los casos puede haber privación de libertad, en este caso primero tendrás que expiar las culpas y después volver al mercado laboral. Mejor. No hay horizonte penal, sencillamente no fuiste un buen trabajador, por el motivo que fuese, te mostraste perezoso, poco colaborativo, profesional de las bajas sin justificación médica (…). Haz examen de conciencia, repasa qué hiciste mal, aprende de tus errores, cambia, mejora como profesional y adelante.

 

5.- Prestación por desempleo y subsidios

No caigas en la trampa de pensar, “bah, como tengo 24 meses de prestación no hago nada hasta dentro de….”. Error fatal porque: – El tiempo pasa rápidamente, más de lo que te imaginas. – Perderás oportunidades laborales. – Pierdes hábito laboral, te anquilosas.

 

4.- Finanzas

Nueva situación financiera mientras estés en desempleo: – Calcula tus nuevos ingresos. – ¿Cobras prestación por desempleo? ¿cuánto, número de meses? – ¿Has percibido indemnización? Calcula el número de meses sin merma en ingresos (equivalente prorrateando la indemnización y sumándola a la prestación por desempleo). Ejemplo Salario neto trabajando: 2.000€ Prestación por desempleo: 800€ Indemnización por despido 6.800€ Número de meses con mismo salario neto trabajando que desempleado= 3. Fórmula es= (Indemnización – desempleo)/salario neto.

 

3.- Gastos innecesarios

Analiza todos y cada uno de los gastos, prescinde de los superfluos, toma decisiones financieras sensatas: financiación con Visa, tele de pago, gimnasio (sustituye por footing en zonas verdes, es sano y gratis), adecua las vacaciones a la nueva situación.

 

2.- Entorno

El apoyo, la comprensión de tu familia es fundamental, no ocultes la situación de desempleo.

 

1.- Networking

Tu red de contacto offline y online es esencial para encontrar oportunidades laborales. El 80% del mercado laboral está oculto, son oportunidades laborales que se cubren sin llegar a publicar en portales de empleo o en prensa local, como ya te conté en un post anterior. Optimiza tus perfiles de Facebook, LinkedIn e interactúa con la comunidad.

 

***

 

En resumen, deja de lamerte las heridas y actúa. Estos 10 consejos son un buen inicio.