La respuesta es sencilla. Si las empresas te llaman para hacer una entrevista, tienes un curriculum perfecto. Si no es el caso, vas a tener que cambiar algunos detalles.

Empecemos por el principio. ¿Aún envías un archivo en el que lo primero que pone es Curriculum Vitae? ¿Sigues reflejando la dirección de tu casa? ¿Simplemente describes las labores que has desarrollado en los diferentes empleos que has tenido?

Si has respondido de manera afirmativa a alguna de estas preguntas, presta mucha atención a este artículo. Lo primero que tienes que tener muy presente es que tu CV es tu carta de ventas y, por lo tanto, tienes que diferenciarte de los demás. ¡Tienes que ser el mejor candidato!

Así que, para empezar, no pierdas espacio y pon directamente tu nombre y apellidos y, justo debajo, tu teléfono móvil, tu correo electrónico y la ciudad en la que vives. El resto de datos personales, en la era de la información e internet, han dejado de ser necesarios.

A continuación preséntate de forma clara, rápida y directa. Descríbete en apenas dos frases dejando claro qué ofreces y cuáles son tus puntos fuertes.

Obviamente, tu experiencia profesional es una de las partes más importantes de tu CV. Ordénala de la más reciente a la más antigua y no olvides incluir también proyectos personales o actividades que consideres que sean de interés (voluntariado, prácticas, una vuelta al mundo…).

Ahora bien, conseguirás marcar la diferencia si cuantificas tus logros en vez de definir tus anteriores puestos de trabajo. Por ejemplo, el reclutador sabe que un Community Manager gestiona redes sociales, así que lo que le interesa es conocer si durante el desempeño de tu puesto has logrado aumentar el número de seguidores e interacciones y en qué porcentaje. ¿Te habías planteado alguna vez como puede cambiar tu CV si sigues esta norma?

En tu CV también pueden (y deben) aparecer otros apartados como formación, idiomas, tecnologías o información adicional (carnet de conducir, hobbies…). En todos ellos recuerda destacar solo lo más relevante porque, aunque hay diferentes teorías, lo más recomendable es que tu curriculum ocupe dos páginas.

Podemos desvelarte otros detalles y secretos sobre cómo elaborar tu CV perfecto. Si los quieres conocer, síguenos y apúntate a la siguiente edición de 25Talentos. ¡Recuerda que cambiamos vidas!

Por Verónica de Castro.