En la segunda sesión de 25 talentos, trabajamos un tema fundamental como es el de la ORATORIA; el arte de hablar con elocuencia. Fue una sesión muy entretenida, la cual iniciamos describiendo juntos una serie de cualidades que definirían un buen discurso: entusiasmo, dedicación, transmisión clara de mensajes, brevedad…

El primer tema del que hablamos fue del famoso concepto del ELEVATOR PITCH y de los diferentes escenarios para utilizarlo. Tuvimos también la oportunidad de profundizar en la técnica del “3” y en conceptos como el PAR (Problema Acción Resultado) y HAR (Habilidad Acción Resultado), los arranques con fuerza y el lenguaje corporal.

Pero, ¿cuál es realmente el ingrediente secreto para obtener una oratoria cautivadora?

Ese ingrediente fundamental es generar emociones en los demás. Cuando somos capaces de emocionar, transmitir, comunicar, es entonces cuando llegamos a las personas.

Un discurso breve, que activa las emociones en los que escuchan y en el cual se transmiten los objetivos que se desean, es la clave.

Durante la sesión pudimos acceder a algunos TIPS para mejorar en este aspecto:

  • La actitud, fundamental en entrevistas de trabajo
  • El saber transmitir pasión, entusiasmo y optimismo
  • Y sobre todo, sonreir

Otra cuestión importante que surgió fue, ¿Cómo ser espontáneo en una entrevista?
Carlos nos contaba el ejemplo de Drazen Petrovic, jugador de baloncesto que, de pequeño, si fallaba un tiro libre a canasta repetía 200 más. Y es que al final, así es como se consigue esta espontaneidad; invirtiendo esfuerzo, trabajo, práctica y dedicación.

A lo largo de la sesión, aparecieron también varios temas relevantes hoy en día. El mundo avanza y con él la forma de comunicarnos y de trabajar. Y es que, seguro que a más de uno han pasado de hacerle una entrevista en un despacho a renovar el procedimiento y hacerla por Skype.

¿Nos enseña alguien a adaptarnos a estos nuevos métodos? ¿Nos beneficia o nos perjudica la nueva vida online?

Estas y otras cuestiones relacionadas fueron abordadas por todos, con especial hincapié en la importancia del cuidado de las redes sociales de cada uno, y el trabajo que eso implica.

Al final, después de empaparnos de estos conceptos, acabamos poniéndolos en práctica través de una dinámica de role play divertidísima.

Os dejamos aquí un ejemplo más gráfico de una buena oratoria.

Por Irene Moreno.