¿Me beneficia el voluntariado?

Hace unas semanas hablábamos del Curriculum perfecto y de los TIPS con los que podemos trabajar a la hora de impresionar a las personas que posteriormente nos entrevistarán para un puesto trabajo.

Pues bien, seguro que hasta ahora no te habías planteado la posibilidad de un tipo de actividad altruista que puede beneficiarte en tu trayectoria laboral: se trata nada más ni nada menos que del voluntariado. No solemos considerar, que esta práctica, pueda ser relevante a la hora de buscar empleo, y por ello mismo, no somos conscientes de los beneficios que nos puede aportar el voluntariado, tanto a nivel personal como laboral.

Pero, ¿Qué demuestra el voluntariado de ti como persona?

Diversos estudios demuestran que hacer voluntariado aumenta las posibilidades laborales de la persona, ya que nos dota de nuevos conocimientos, experiencia, habilidades y otras aptitudes imprescindibles a la hora de optar a un puesto de trabajo.

Empecemos por lo más básico. El voluntariado:

  • Es gratificante a nivel personal. Además de sentirte mejor contigo mismo, está demostrado que esta actividad aumenta la autoestima de las personas y dota de una mayor estabilidad emocional. Así mismo, es una fuente de satisfacción y de crecimiento personal inmensurable, que mejora tu estado de ánimo y ayuda a nivelar el estrés y la ansiedad.
  • Proporciona sensación de utilidad. El hecho es, que contribuyes a causas cuyo objetivo es mejorar el mundo en el que vivimos, por lo que unirte a actividades de este tipo te hace sentirte útil y orgulloso de aportar tu granito de arena. Además, se suele recibir un enorme agradecimiento por parte de las personas con las que te involucras, lo cual reconforta de nuevo a nivel personal.

¿Sigues pensando que el voluntariado no puede ayudarte a nivel laboral?

  • Esta práctica mejora tu networking. Obtienes una buena red de contactos, en muchos casos interesantes y que pueden ser de gran ayuda en tu recorrido profesional. Además, estos contactos te ven desenvolverte en primera persona y conocen bien tus competencias, por lo que será de gran utilidad a la hora de ganar una buena reputación personal y profesional.
  • Te dota de experiencia. Cualquier persona que haya realizado un voluntariado, sabrá de sobras, que además de contactos, ganas experiencia. Aprendes de otros y estos a su vez, aprenden de ti. Se consigue además, constancia y compromiso, cualidades valoradas como importantes por los técnicos de selección.
  • Demuestra tu actitud altruista y desinteresada, así como tu generosidad, respeto, responsabilidad social y empatía por los demás. También eres percibido/a como una persona más activa y comprometida.

Después de todo esto, ¿Hay algo que no te convenza de hacer un voluntariado?

En 25 talentos te ayudamos a incorporar estas actividades en tu CV y en perfiles como Linkedin.

Sigue aprendiendo, y recuerda que todo suma.

Por Irene Moreno.